Main Menu

Explore More

News Details / detalles de las noticias

Por favor oprima el botón localizado en la parte inferior derecha para traducir esta página.


 

Let’s be an example for our children during these trying times

En Español

Dear BVSD Families and Staff,

Wednesday’s events at the U.S. Capitol were unprecedented and unsettling. While we are glad that order has been restored and our democratic processes were able to continue overnight, the imagery of a mob breaching security and taking control of the home of our national legislature is frightening to many adults, and no doubt to our children.

First, I want to let everyone know that our schools are safe. We have been in touch with our partners in law enforcement and they are reporting that there are no threats in Boulder Valley or to schools specifically. For students who are in-person today, schools are operating normally. All of our normal layers of safety and security are in place.

Because events like these can diminish students’ sense of security, our educators will be working to maintain learning environments (both in-person and online) that feel safe, welcoming, and familiar.  Following regular routines can lend a sense of normalcy and consistency.  

We also know that It is also important to create a space to listen and allow students to express their feelings and fears. 

We recognize that these situations and the conversations that follow can be especially challenging for teachers. We continue to be amazed at our teachers' ability to address these needs, even while they themselves are processing the situation and trying to make sense of sometimes senseless events for themselves and their students.

As a public institution, we support free speech and civil discourse about important issues that face our communities. The use of violence or hate, however, is not acceptable. 

We will continue to teach tolerance, social justice and respect for all of our students. We, as a community, can model for students how to hold conversations in ways that allow for expression of opinion and debate about issues without engaging in personal or political attacks.

Finally, parents are encouraged to speak with their children about these events.  If you need support in navigating the often difficult conversations and emotions that follow a situation like this, please make use of the helpful resources offered by the National Association of School Psychologists and the Colorado Crisis Line. Help is available 24 hours a day at 1-844-493-8255. If your student is struggling, please reach out to your school counselor or administrator for additional support.

While this is a trying time for our country, I hope that we, as a community, can find ways to come together. Beyond our political beliefs we have so much in common – including our desire to provide our children with a great education and a better future.
 

Sincerely, 

Rob signature

Rob Anderson
Superintendent
Boulder Valley School District


Seamos un ejemplo para nuestros jóvenes durante este tiempo difícil

Estimadas familias y empleados del BVSD:

Los eventos que tomaron lugar el miércoles en el Capitolio de los Estados Unidos fueron inauditos y desconcertantes. Aunque nos sentimos aliviados de que el orden fue restaurado y el proceso democrático continuó durante la noche, muchos adultos —y ciertamente los niños también— sintieron temor ante la imagen de la multitud que traspasó las medidas de seguridad y tomó control de nuestro centro nacional legislativo.

Primero quiero asegurarles que nuestras escuelas están seguras. Estamos en comunicación con nuestros compañeros en el departamento de policía, quienes reportan que no hay ningún peligro para el Valle de Boulder o para nuestras escuelas. Las escuelas están operando con normalidad hoy para los alumnos que tienen clases presenciales. Todas nuestras medidas normales de seguridad y protección están funcionando como de costumbre.

Este tipo de evento puede desgastar el sentido de seguridad de nuestros estudiantes, y por lo tanto los educadores trabajarán para asegurarse de que los ambientes de aprendizaje (en persona y en línea) se sientan seguros, acogedores y familiares. Las rutinas normales pueden ayudar a forjar un sentido de normalidad y consistencia.  

También somos conscientes de la importancia de crear un espacio en el que podamos escuchar a los alumnos y dejarlos expresar sus sentimientos y temores. 

Estas situaciones y las conversaciones que resultan de ellas pueden ser particularmente difíciles para los maestros. Nuestros maestros no dejan de asombrarnos con la manera en que lidian con estas situaciones, aún cuando ellos mismos están tratando de procesar lo ocurrido y encontrar algún sentido —para ellos y sus estudiantes— a los eventos confusos

Como un organismo público apoyamos la libertad de expresión y el diálogo civil con respecto a los temas importantes que afectan nuestras comunidades. Sin embargo, el empleo de la violencia y el odio no es aceptable. 

Seguiremos enseñando la tolerancia, justicia social y el respeto a todos nuestros alumnos. Como comunidad podemos demostrar a nuestros estudiantes cómo entablar conversaciones de manera que se respete la libertad de expresión y cómo debatir temas sin recurrir a ataques personales o políticos.

Por último, animamos a los padres a hablar con sus estudiantes acerca de estos eventos.  Si necesitan ayuda para tener conversaciones difíciles y procesar las emociones que muchas veces resultan de situaciones como estas, pueden referirse a los recursos útiles de la Asociación Nacional de Psicólogos Escolares y la Línea de Crisis de Colorado. Pueden recibir ayuda las 24 horas del día llamando al 1-844-493-8255. Si sus estudiantes están teniendo dificultades, no duden en comunicarse con su consejero o un administrador escolar para más apoyo.

A pesar de lo difíciles que son estos tiempos para nuestro país, espero que juntos, como una comunidad, encontremos maneras de salir adelante. Sin importar nuestras opiniones políticas todos tenemos mucho en común, incluso nuestro deseo de darles a nuestros estudiantes una excelente educación y un mejor futuro.
 

Atentamente, 

 

Rob Anderson
Superintendente
Distrito Escolar del Valle de Boulder